skip to Main Content
El Palacio 6 De Julio Volverá A Lucir Su Aspecto Original Y La Planta Baja Será Exclusiva Para La Atención Al Vecino

El Palacio 6 de Julio volverá a lucir su aspecto original y la planta baja será exclusiva para la atención al vecino

  • Se limpiará los hormigones del interior y exterior de la sede Municipal restableciendo su atractivo característico de estilo brutalista original.
  • Además, se liberará la planta baja de todos los locales retirando los cubículos y oficinas, y se realizarán reformas para que dicho espacio sea exclusivo para la atención al vecino.
  • Frente al Palacio, se sumarán luminarias desde el calicanto interno de La Cañada, resaltando la visual de las históricas tipas.

La Municipalidad de Córdoba remodelará la planta baja del Palacio 6 de Julio, restituyendo su estética original diseñada en 1953 y dotándolo de nuevo equipamiento y distribución de espacios para optimizar la atención a los vecinos de la ciudad.

En una primera etapa, la intervención se llevará a cabo en la planta baja y el entrepiso del ala administrativa, donde se alojarán y reorganizarán las ventanillas de atención al vecino que anteriormente estaban distribuidas por las distintas áreas municipales.

Además, se revalorizará la impronta brutalista del edificio, destacando su estructura de hormigón armado. El Palacio 6 de Julio es ícono de dicho estilo arquitectónico en el país y desde hace dos años es reconocido como Monumento Histórico Nacional.

A su vez, las obras serán acompañadas con la iluminación de la fachada y el sector de La Cañada comprendido entre Duarte Quirós y 27 de Abril, formando un amplio sector iluminado para el esparcimiento junto a la Gran Manzana, la calle Caseros, la plaza de la Intendencia y el Paseo Sobremonte. La inversión alcanza los $172.373.476.

RESTITUCIÓN DE LA OBRA A SU IMPRONTA ORIGINAL

Se prevé la eliminación de las capas de pinturas que afectan columnas, vigas, pórticos y losas, la remoción de elementos adheridos como tabiques, cartelería y equipamientos, devolviéndole su estética original de hormigón visto.

Se reemplazará el solado existente que se encuentra en mal estado por piezas del mismo color y formato, y restaurarán pisos y revestimientos de mármol blanco, madera y cielorrasos.

Al mismo tiempo, se colocarán películas que reforzarán los vidrios que excedan los dos metros de altura, para mayor seguridad.

En su exterior se incorporarán luminarias de RGB tipo bañadores y proyectores que resaltarán la estructura brutalista de hormigón armado de la sede municipal, sus pórticos y parasoles.

Sobre el calicanto interno de la Cañada, y frente al Palacio, también se sumarán nuevas luminarias entre Duarte Quirós y 27 de Abril, iluminando desde abajo las características Tipas.

EL INTERIOR

En la planta baja se dispondrán los espacios como lo pensaron los proyectistas de la obra originalmente: Se establecerá la atención al vecino sobre el sector sur, donde se encuentra el mostrador de mármol histórico del edificio, liberando de oficinas la fachada norte y permitiendo la conexión visual entre el exterior y el interior del edificio a través de un ventanal de doble altura.

En el ala este, ya se encuentran disponibles terminales de autogestión para que los vecinos puedan imprimir cedulones, pagar impuestos, sacar turnos o realizar trámites menores en la sede municipal.

También habrá oficinas en el primer piso del ala administrativa, donde se despejarán los cubículos para brindar un mayor horizonte visual, y se instalará una terraza verde con acceso para los vecinos que estén realizando trámites.

Las obras mejorarán la atención con un proceso ordenado y personalizado que representa la continuación del proceso que lleva adelante el Municipio para modernizar la gestión y la utilización de la tecnología para agilizar trámites y ahorrar tiempo a los vecinos.

A su vez, le devolverá el valor estético a la planta baja del edificio, la cual se fue dividiendo improvisadamente con el tiempo, deteriorando el valor de sus espacios.

Por otra parte, la planta baja del sector ejecutivo también será liberada de oficinas y se transformará en un espacio de exposiciones.

En una segunda etapa se creará un nuevo ingreso sobre el subsuelo para el personal municipal y funcionarios, dejando el ingreso y egreso existente exclusivo para los vecinos.

SOBRE EL PALACIO

Su construcción comenzó en el año 1953 por medio de la empresa SEPRA, durante la intendencia de Manuel Martín Federico. En aquel entonces comenzaba la tendencia de edificaciones brutalistas, rompiendo con el esquema tradicionalista de la ciudad de Córdoba. Fue inaugurado el 6 de julio de 1961.

A fines de 2019 fue declarado Monumento Histórico Nacional por su valor patrimonial.

Todas las obras y reformas fueron avaladas por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos de la Nación.

El Palacio 6 de Julio volverá a lucir su aspecto original y la planta baja será exclusiva para la atención al vecino


 

Compartir:
WhatsAppTelegramFacebookLinkedInTwitterShare
Back To Top